El efecto anual creado por los turistas que se albergan en casas turísticas fue de 940 millones en 2022. Este dato se remonta a bares, restaurantes, tiendas de barrio y descanso, tal y como muestra el progreso de los resultados del “I Análisis de Crítica de los Consumidores de VUT” llevado a cabo por la Agrupación de Propietarios de Casas Turísticas (Madrid Aloja).

El análisis se ha llevado a cabo por medio de una encuesta a los individuos alojadas en VUTs para conocer sus hábitos de consumo, la percepción del llamativo turístico de Madrid y la calidad de las casas sugiere que el gasto medio de los visitantes que pernoctan en esta clase de alojamiento es de 115,2 euros al día en negocio, gastronomía y entretenimiento.

El alto interés por las casas turísticas se pone además de manifiesto al preguntar sobre el nivel de trascendencia de que una metrópoli cuente con esta clase de oferta de alojamiento en el momento de escoger una metrópoli como destino vacacional y planear su viaje.

Sobre los componentes clave para la votación de la localización de la casa, el primordial es su proximidad al centro, sugiere el 75,12% de los individuos que han participado en la encuesta, seguido de la buena conexión con el transporte público, conforme el 65,44%, el costo, para el 58,99% y la calidad de la oferta gastronómica, de negocio y de descanso en el ámbito de la casa, conforme el 53,92%.

Al final, la encuesta mide el nivel de trascendencia sobre la calidad de los servicios prestados por las casas turísticas.

Ver Noticia Completa

Menú